22 julio 2009

Despertar

Al despertar no siento nada. Pensar en sueños irreales no forma parte de mi, alguna vez lo fue pero ya no. Pongo mis pies en la madera, es firme. Rápidamente mi amnesia desaparece y me veo sentado en mi ventana mirando al mar. Repitiendo a mi inconsciencia apoyo mis brazos y observo. Es inmenso, hermoso, eterno e infinito, me hace sentir que no soy nada, y al sentirme nada también soy nadie. Aparto mis pensamientos y con ellos mis ojos. Pero pronto se fijan en el teléfono. Tanta esperanza deposité en él, esperanza de tu voz, esperanza de saludos y de despedidas. "Cero mensajes nuevos".
Otra vez miro al mar. Llueve, con intensidad, pero manteniendo ese suave murmullo que es música. El mar es inmensidad, la lluvia es música. A lo lejos ruge el océano, mas cerca estoy en silencio. El teléfono no suena, escucho tu voz.
-No existe el sueño-
¿Como es que no existe? Si lo construimos juntos, tan juntos que soñamos lo mismo cada noche todavía.
-No existe el mar-
¿Como es que no existe? Es eterno e inmenso, como lo fuimos nosotros en los sueños.
-No existe el teléfono-
¿Como es que no existe? Tantas veces hablamos, nos despedimos, nos amamos.
-No existe la lluvia-
¿Como es que no existe? Si caminamos bajo ella, mientras en silencio cantábamos su canción.
-No existo-
¿Como es que no existís? Si te veo, te escucho, te siento...
El sueño, el mar, el teléfono, la lluvia, vos... tantas cosas, todas esculpidas con sentimientos de una montaña de madera y sal.
-No existo. No existe tampoco la lluvia, el teléfono, el mar. Tampoco existe el sueño-



Al despertar no siento nada... Pensar en sueños reales no forma parte de mi...

2 comentarios:

cecilia piñeyro dijo...

¿por qué crecen, Dios mío? ¿Por qué no podemos dejarlos para siempre en el almibar de la niñez? ¿ Por qué no podemos apartarlos de las ausencias, de los dolores, de los adioses? ¿ por qué crecen nuestros niños y se hacen hombres que sienten lo que les es negado?

Gracias Pablo!!!!

Ceci [Esponjita] dijo...

Muy bueno Pablo!, realmente.